Nace una comunidad

Acta de constitución de la Sociedad de Beneficencia Alianza Monte Sinaí, 1912

En 1912 se creó la Sociedad de Beneficencia Alianza Monte Sinaí, que agrupó a todos los judíos que vivían en México. Fue en un Templo Masónico, cuando no había otro propio. Su objetivo principal fue la creación de un panteón judío, que se estableció en 1914.

Fachada original de la sinagoga Monte Sinaí, 1923. Archivo Zihronot

En 1918 Monte Sinaí obtuvo el reconocimiento oficial del gobierno mexicano, y ese mismo año se compró la casa donde se construiría la primera sinagoga en México en toda forma: Monte Sinaí, sobre la calle de Justo Sierra.

Inmigrantes Sefardíes. Foto: Corina Halfón

Pronto empezaron a crearse diferentes congregaciones de acuerdo al lugar de origen, la lengua y el rito.

Foto: Sra. Frida Sasson

Les fue bien. Pudieron ahorrar, traer al resto de sus familias, rehacer sus hogares. Muchos incursionaron en el comercio y la industria. Otros estudiaron carreras. Tuvieron hijos mexicanos. Les dieron una educación judía que crearon ya en México, inspirada en la de sus países de origen, pero adherida al programa oficial mexicano. En el Centro los judíos representaron obras de teatro idish, escribieron poesía, organizaron excursiones para conocer los alrededores, crearon clubes juveniles, escucharon conferencias sobre este nuevo país, aprendieron español. Más adelante, en los años treinta se enfrentaron a los grupos fascistas que demandaban su expulsión del país en tiempos del nazismo, alegando razones “nacionalistas”; esto llevó a la creación en 1938 del Comité Central Israelita de México que, además de defender su causa, los fortaleció y creó bases más sólidas de vinculación entre sí y con México.